anagrama
cerrar boton_cerrar

EL FINAL DE UN SÍMBOLO DE LA DICTADURA

El monumento franquista de la Diagonal desaparecerá este verano

  El conjunto arquitectónico que reemplazará al de los caídos costará 1,8 millones y un año de obras
  El ayuntamiento guardará una columna del material retirado y el resto lo usará para rehabilitaciones

PATRICIA CASTÁN
BARCELONA

El monumento a los caídos erigido por la dictadura franquista en la avenida de la Diagonal de Barcelona desaparecerá por completo el próximo verano. En su lugar se levantará un trabajo arquitectónico que costará 1,85 millones de euros (308 millones de pesetas) y conllevará más de un año de obras.
Semanas después de la controvertida retirada de la estatua ecuestre de Franco en Madrid, el Ayuntamiento de Barcelona ha puesto fecha y presupuesto a una obra pendiente desde hace más de dos años. Sólo resta un último trámite de aprobación final, que se da por hecho en el plazo de un mes.

LARGA ESPERA
Del conjunto franquista original sólo quedan la peana y una columnata. La estatua de Josep Clarà que centraba la obra fue destrozada por militantes independentistas en el 2001, tras lo cual fue retirada y restaurada por su valor escultórico, y enviada a un almacén municipal y, luego, al Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC). Tras largas negociaciones en el distrito de Les Corts, al final se acordó desmantelar todo el conjunto.
En el 2003 se informó de que una obra de Héctor Piñón y Nicanor García, a base de granito, basalto y vidrio, sustituiría al símbolo de la dictadura. Sin embargo, a falta de concretar el proyecto y de dotarlo de presupuesto, y ante las obras llevadas a cabo en la calzada, han pasado más de dos años. En la actualidad, las columnas y la peana originales languidecen invadidas por arbustos y cortando el paso en una zona continuamente transitada por los estudiantes.
Según fuentes municipales, el desmontaje del pórtico y la peana que siguen en pie se hará durante el verano. Luego comenzarán las obras del nuevo conjunto arquitectónico, que durarán un año.

NUEVA OBRA
Desmantelar el recuerdo del franquismo costará 154.000 euros (25,6 millones de pesetas), mientras que crear la nueva propuesta y urbanizar la zona valdrá 1,7 millones de euros.(282,8 millones de pesetas). En total, la apertura del espacio a la zona universitaria, concebida sin ningún resquicio conmemorativo ni histórico, costará 1,85 millones de euros (unos 308 millones de pesetas).
El ayuntamiento conservará una única columna del monumento franquista, que enviará a un almacén municipal. El resto del material demolido será reutilizado en obras de rehabilitación de edificios y elementos monumentales, ya que el tipo de piedra en que fue construida la obra está agotada tras el cierre de las antiguas canteras de Montjuïc.
La transformación de la zona, frente al palacio de Pedralbes, será radical. Fuentes del distrito de Les Corts destacan que se pretende concebir el espacio como un punto de encuentro cívico, que facilite el acceso al campus desde la Diagonal y enlace los edificios universitarios.

VIDRIO Y GRANITO
El elemento clave de la nueva obra será una superficie de granito claro, sobre un espacio de pavimento con piezas de basalto. La intervención se rematará con un prisma de vidrio y con asientos de acero que refuercen "el espíritu abstracto" del conjunto.
También se reforzará el arbolado con la plantación de los líneas de chopos paralelas a la Diagonal, que cubrirán la trasera de los edificios universitarios y darán sombra.

*Fuente: 18 de Abril de 2005