anagrama
cerrar boton_cerrar

La izquierda de Salamanca contrataca

Denuncia de la manipulación de Unamuno en la campaña anticatalana
Maragall presidirá en enero la devolución a Catalunya de los papeles requisados

MARC ANDREU
BARCELONA

En el 69° aniversario de su muerte, que se conmemora hoy, Miguel de Unamuno (1864-1936) divide a Castilla y León. El motivo es la polémica que ha levantado entre entidades, partidos y sindicatos de izquierda una campaña del PP en contra del retorno a la Generalitat de los papeles de Salamanca y que usa fuera de contexto la polémica frase "venceréis, pero no convenceréis", que el filósofo salmantino gritó a los franquistas en el paraninfo de la universidad el 12 de octubre de 1936.
La Federación de Asociaciones de Vecinos y Consumidores de Salamanca, asociaciones estudiantiles, el PSOE, IU y Los Verdes, así como los sindicatos CCOO y UGT, firmaron el viernes un manifiesto contra la "utilización partidista de las instituciones públicas" salmantinas por parte del PP, en la polémica por el Archivo de la Guerra Civil. El motivo central del escrito es su rechazo a que el Ayuntamiento de Salamanca colocara días atrás en su balcón una pancarta de defensa de la unidad del archivo con las palabras de Unamuno.

MANIPULACIÓN HISTÓRICA
Los firmantes consideran la campaña, difundida en vallas por toda Castilla y León, "una tergiversación histórica" que usa de forma "rastrera, zafia y chabacana" la frase pronunciada por el entonces rector de la Universidad de Salamanca. Así, acusan al PP de hacer una "interesada confusión electoralista" y lo hacen responsable del "boicot a productos catalanes".
Por todo ello, entidades sociales, partidos de izquierda y sindicatos exigen en el manifiesto que Salamanca deje "de ser considerada como el reducto numantino del franquismo". Además, anunciaron que hoy no asistirán al tradicional acto que el Ayuntamiento de Salamanca convoca el día de la muerte de Unamuno y avanzaron que en enero celebrarán otro en la universidad. Por contra, 40 entidades hicieron público su apoyo a la concentración del ayuntamiento, el 3 de enero, para expresar el rechazo a la devolución de los documentos requisados.

ACTO SOLEMNE
Precisamente en enero, aunque sin fecha definida aún, la Generalitat reveló que organizará un "acto solemne" para recibir la documentación del Archivo de la Guerra Civil, que le será devuelta de acuerdo a una ley aprobada en noviembre por las Cortes.
Según anunció la consellera de Cultura, Caterina Mieras, la recepción la presidirá Pasqual Maragall y formará parte de una serie de actos en el Arxiu Nacional de Catalunya, que acogerá los documentos, y el Palau Moja, donde se instalará una muestra a exposición pública.

*Fuente: El Periódico, 31 de diciembre de 2005